Hoy en día estamos sumergidos en la ola del big data, sobre el que podemos leer todo tipo de artículos, libros, incluso hacer masters específicos.

Pero ¿y si no disponemos de tantos datos? ¿Cómo empezamos?

Es aquí donde entre el concepto al que he nominado «little data», es decir, el tratamiento de pequeñas/medianas cantidades de datos. Que quizás no tengan tanto valor a nivel estadístico, pero si su peso a nivel local, ya que focalizamos el análisis en una muestra más afín a nuestro público.